martes, 22 de febrero de 2011

hijos, hermanos

Ahora son tres hijos en casa. Uno de 13 años, otra de 3 años y otro de 4 meses. El mayor no es mi hijo, mas es el hermano q mi hija adora, y eso para mi vale muchísimo, porque se que un niño en su inocencia no se engaña con un cariño fingido. Vino solo por 15 días de vacaciones escolares. Si fue grande la emoción al recogerlo en el aeropuerto, sera grande la tristeza al dejarlo. Yo con el y el conmigo tenemos, pienso yo, una relación respetuosa y amable. Nada de grandes abrazos y compincheria, mas también nada de faltas de respeto o altanerías. Nunca. Es un muchacho educado, algo inmaduro en sus gustos todavía, mas es un buen muchacho. Dios lo cuide mucho en este mudo loco en q vivimos. Mi nena lo adora. Es su hermano grande, lindo. Tiene orgullo de el. Tanto como de su pequeñito. Pienso q Sofy tiene mucha suerte al tenerlos... con esas diferencias de edad.... uno q enseña y protege y otro al q hay que enseñar y proteger. Hermanos hacen tanto bien. Me hacen tanta falta.

No hay comentarios.: