sábado, 28 de mayo de 2011

Limpiar la cocina.

Invariablemente, cuando al medio día estoy en la parte de arrumar la cocina, al limpiar la encimera y ver todos los platos lavados a escurrir,me entran ganas de subir con mi café a mi cuarto a ver la noticias... mas enseguida  un deja vú me paraliza y mi memoria me transporta a un regaño que me dio mi hermana, harán unos buenos 23 años.
Un día cualquiera me había tocado lavar los platos del almuerzo... los lave, los puse a escurrir, pase un trapo rapidito por la encimera de inox y me fui a mi vida (sea ver tv o leer que en esa época poco mas hacia). Cuando un rato después escucho un:  Carla ven acá!!! en un tono autoritario y cantaletero que ya me pronosticaba pelea segura. Me fui leeentamente a la cocina, lugar de donde provenía la temible voz, y al llegar estaba ella, desde sus altos 15 años diciéndome: "A esto llamas tu limpiar la cocina???!!!!"... Yo repase inocentemente mi mirada por la encimera, los platos y viendo las cosas digamos "normales" mire nuevamente su rubicunda cara y emití mi respuesta: "si, esta limpia...". Para que dije nada... enseguida comenzó una conferencia teórico-practica de como "realmente" se debe limpiar la cocina. Desde la básica teoria de nunca pasar solo el trapito húmedo, sino primero limpiar detalladamente con la esponja ( levantando todo lo que estuviera encima), después pasar el trapo húmedo (enjuagado varias veces!!!), hasta la limpieza del lavaplatos con el brillo fino... eso sin olvidar el guardar correctamente todos los platos y cubiertos en su lugar y al final, con gusto y buena disposición, lavar el piso con detergente y cloro. Si señora, todo bien limpio, como debe ser.
Claro esta, que desde mis pequeños y escuálidos 13 años y 10 minutos después de ella terminar de limpiar explicándome todo, solo atine a decirle una de esas frases que sabia que la sacaban de quicio: "pues, yo no lo hago así, si no te gusta como lo hago, hazlo tu." Santo remedio para mi. Rabia segura de ella.
Varios años después mi hermano aprendió a aplicar estas sabias palabras en lavadas de baños, o perros... en fin.
23 años después, un océano y cientos de kilómetros de por medio, paralizada en el tiempo.... poso mi taza de café en la mesa y regreso a la cocina.... encimera inmaculada, vitroceramica impecable, platos en sus armarios, piso a relucir. Estarías tan orgullosa de mi Big Sister. Tan orgullosa.

Pdta/ El closet no. allí no te imito...jejeje

No hay comentarios.: