jueves, 6 de octubre de 2011

Diligencias.

Al salir esta mañana hice cosas que tenia rato que no hacia. Ni siquiera habia visto que la sucursal del banco habia sido remodelada. En parte porque hago todas las transacciones y pagamentos via internet y ir al banco es innecesario, y por otra porque entre el embarazo y cuidar del nene estos meses siempre le cedi algunas cosas al maridão. A el no le gusta mucho llevar cuentas y tratar de papeladas, y muchas de mis facturas y extractos los tengo tambien por internet. Es solo consultar y pagar. Hoy fui a cerrar una de las cuentas corrientes y activar tarjetas debito y credito que tenia guardadas. Se que estamos en tiempos de crisis y tal, y que tenemos las tarjetas de credito sin utilizar hace como 3 años, mas uno nunca sabe y puede surgir una emergencia, asi que mejor tenerlas activas. En algunos blogs estan tomando este mes de Octubre como punto de partida para ahorrar y limitar gastos. Yo comence analizar gastos de manejo de cuentas y seguros que van sacando euritos sin darnos cuenta. Quedo pendiente modificar el seguro de la casa, pues aparentemente hay un seguro mejor y mas barato que el mismo banco ofrece. Los gastos de comida y mercado en gral no son muchos... menos de 200 euros mensuales en una casa de 4 personas. Hace rato que le meti freno a las compras. Algo en lo que quizas si tenemos que organizar mejor es en el gasto del gasoleo del carro. Varias idas a la villa que en una solo ida se podia ahorrar. Sobretodo el papá de casa.
Yo sigo juiciosa manejando mis buenos km en bicicleta ahora que el buen tiempo lo permite. Ahorro unos euros que gastaría en el gym y de paso visito lugares que durante mis primeros meses aqui me encantaron. El subsidio que recibo por mi Raul seguro bajará a partir del proximo mes por el ya haber cumplido el año, asi que tengo que reorganizar es dinerito a menos que entrará.
De resto todo bien. Hoy parece un lunes chiquitico y de la ida a la playa hoy me quedo una casa con arena por todo lado y ropa por lavar, mas mis hijos disfrutaron jugando, el maridão durmió como un lirón y yo salude a mi mar.... no es mi caribe, mas me lo recuerda tanto.

No hay comentarios.: